1 ago 2021

0 comentarios

      Salida de la imaginación de Simón Whitelock, dueño del Hertfordshire Superbike Centre, un taller de reatauración y reparación de toda clase de motos en las afueras de Londres, la Whitelock Tinker Toy, es probablemente la moto artesanal más compleja que se haya visto. Hay toda clase de configuraciones de motores para moto: 1, 2, 3, 4 o 6 cilindros; en paralelo, en V, en línea, opuestos o hasta locuras como la Dodge Tomahawk, que no era otra cosa que el V10 de un Dodge Viper con manillar. Pero la Tinker Toy tiene la inédita configuración de 48 cilindros en línea, dispuestos en 6 bancadas de 8 cilindros, apiladas en 3 “pisos” de 16 cilindros cada uno.


 

      Whitelock Tinker Toy es una original motocicleta de 48 cilindros que tiene el récord del vehículo funcional con la mayor cantidad de cilindros.
Según consigna el portal periodismo.com, el respondable de la existencia de este escandaloso artilugio es el fan de las motos británico Simón Whitelock. Aunque parezca irreal, está basada en la Kawasaki 250 S1, una moto relativamente pequeña, equipada con un motor de 3 cilindros y 250 cc capaz de generar 31 CV.

      Claro, lo que pasa es que esta Kawasaki mejorada cuenta con seis filas de ocho cilindros S1 originales, despojados de 16 motores de motocicleta S1. Todos los cilindros están conectados a una transmisión común, tomada prestada de una motocicleta BMW.

 

      Tres años le llevo a Whitlock armar este monstruo, partiendo del modesto motor de una Kawasaki S1, un monocilíndrico de 249 c.c. y 32 CV de potenica, del que fue uniendo varias unidades hasta lograr un motor de ocho cilindros en línea, con su propio cigüeñal. Luego repitió la misma operación hasta lograr seis bloques de ocho cilindros en línea, a los que adoso una transmisión de una BMW K1. La distribución estuvo a cargo de seis unidades del Jaguar E-Type de 8 cilindros. Finalmente, para arrancar todo esto hizo falta instalar un pequeño motor auxiliar de 75cc debajo del asiento.

      La clicindrada toral es de 11.952 c.c. y la potencia teórica, sumando la potencia de cada uno de los motores, sería de 1.536 CV.aunque la cifra real debería ser inferior por pérdidas mecánicas y rozamientos. De todas maneras, aun si la mitad de la potencia se perdiera, la cifra final sería apabullante. Claro que una cosa es armar el motor, y otra muy distinta es poner esa potencia al suelo. En el video adjunto podemos ver al motor funcionando, ¡ y suena horrible.


      Whitelock Tinker Toy requiere más que el arranque eléctrico normal, "por lo que decimos que utiliza un "motor Burro", un pequeño motor de menos de 50 c.c. que enciende el motor de 48 cilindros de uno en uno", explicó Simón Whitelock.

      Pero esta escandalosa Kawasaki nunca se llevó a la producción teniendo en cuenta la practicidad, la eficiencia o incluso la funcinalidad básica. Al observar la distancia entre el manillar y el borde delanterod el asiento, es dificil creer que alguien pueda conducirla, a pesar de que podría salir a la carretera. Sin mencionar la cantidad de combustible que necesita para funcionar, o el aceite necesario para mantener todos esos cilindros funcinando de manera óptima.

Orifinalmente construido para el Rally Triples 2004, la Whitelock Tinker Toy, el monstruo de dos ruedas de 4.200 c.c. de Simón Whitelock generó a nivel mundial una especie de culto entre los entusiastas de las preparaciones. Es más, sigue siendo un gran éxito en las conversaciones de todo el planet
a.


https://youtu.be/McSikBdGghU

 



CUÉNTANOS QUE OPINAS

Su dirección de correo electrónico no será publicada.