10 dic 2018

Consejos

0 comentarios

     En esta época del año, conducir tu moto con condiciones de lluvia o nieve puede ser algo habitual y por lo que debemos extremar las precauciones. Si tenemos un accidente por culpa de una pintura no antideslizante, ¿quién responde ante esta caída con nuestra moto o scooter?
     La Constitución Española, artículo 106, establece el criterio general: "Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos", es decir, tendremos derecho a reclamar si sufrimos un accidente, cuando la vía se encuentre en un estado deficiente.
     Cuando eres conductor de moto, la experiencia del día a día, te va proporcionando información sobre cómo maniobrar adecuadamente vehículos de dos ruedas, sobre todo en cuanto a velocidad, peso, acompañante, tipo de vía,, posición solar, hora, y muy especialmente, las condiciones meteorológicas, que influyen directa o indirectamente en el modo de conducir. Sin embargo, los accidentes son impredecibles y, aunque los riesgos siempre están presentes, la diferencia dependerá, en la mayoría de los casos, de las acciones preventivas que tomen los conductores, y de las reacciones posteriores a sufrir un accidente de tráfico.


     Cuando ocurre un siniestro de este tipo por causa de los elementos descritos anteriormente, es decir, conduciendo una moto con presencia de humedad, lluvia o nieve, y en un tramo donde exista pintura vial, bien sea un paso de peatones u otra señalización en el pavimento, las probabilidades de que el accidente sea mortal son muy elevadas.
     Si por desgracia nos encontrásemos en esta desafortunada situación, siempre que nuestro estado físico nos lo permita, deberemos avisar a La Guardia Civil para que realice el atestado y compruebe el estado de la pintura y de la carretera y corrobore la causa del siniestro. No podrás reclamar si no queda constancia de que el culpable del accidente es el responsable de la vía, lo más aconsejable es que no te muevas del lugar hasta que no se haya recopilado toda la información. Posteriormente, lo más aconsejable en estas circunstancias, es ponerte en manos de un profesional especializado en este tipo de contenciosos, ya que, arremeter contra el responsable, que en estos casos suele ser una empresa privada (concesionarias de las autopistas de peaje) o una entidad pública, generalmente el Ministerio de Fomento o las administraciones autonómicas, puede convertirse en una ardua tarea.

 

         

 
     Se presupone que las pinturas que se utilizan para las vías son antideslizantes y que cumplen la reglamentación correspondiente pero, la realidad es completamente diferente, en muchas de nuestras carreteras y calles, las pinturas que se aplican en flechas, pasos para peatones y otras marcas viales son altamente deslizantes y provocan accidentes de tráfico en ocasiones muy graves. No en pocas ocasiones el efecto de adhesión es leve, y en algunos casos nulo, cuestión que es reclamada en gran mayoría por los conductores de motos, alegando que cada vez que conducen en presencia de humedad o lluvia, su vehículo patina, lo que lleva a muchos de ellos a evitar circular en estos días por temor a sufrir un accidente de tráfico por estos motivos.
     Sería deseable que se vigilasen los materiales utilizados en este tipo de pinturas, y que se respeten las indicaciones relativas al coeficiente de rozamiento establecidas por las normas técnicas para que se adapten adecuadamente a las condiciones meteorológicas. Contemplar también la mejora de la percepción de las señalizaciones, como son el color, tamaño e iluminación, es decir, asegurar más exhaustivamente tanto la visibilidad diurna como nocturna, y así mantener nuestras autovías y carreteras más seguras.


Artículo de TRAFICOAYUDA




CUÉNTANOS QUE OPINAS

Su dirección de correo electrónico no será publicada.